Bodegas

CALLEJO – RIBERA DEL DUERO

En esta ocasión les vengo a contar de una bodega de gran tradición familiar operada por una gran familia en donde el esfuerzo de todos se ve reflejado en unos grandes vinos conocidos ya mundialmente por su gran calidad.

Bodegas Félix Callejo se encuentra ubicada en el corazón de la D.O. Ribera del Duero en Sotillo de la Ribera (Burgos) bodega de gran tradición familiar. Félix Callejo nace en Sotillo de la Ribera en el año de 1943 dentro de una familia con una larga tradición en el mundo del vino, su abuelo y  Faustino y su padre Félix poseían viñedo además de ser “corredores de vino” que eran una especia de agentes comerciales, encargados de vender las partidas de vino elaborados en Sotillo.   

A la edad de 16 años tras la muerte de su padre tomó las riendas del negocio familiar y tuvo a bien el sueño de elaborar su propio vino.

Al casar con Pilar maestra de profesión, juntos llevaron a acabo este gran sueño y apasionante proyecto. En 1989 sale la primer cosecha –Tinto Callejo 1989 – y a partir de este momento todo el esfuerzo de la familia Callejo ha estado enfocado en elaborar y criar vinos dignos de estar presentes no solo en mercado nacional sino que ya son conocidos desde América hasta Japón y por supuesto Europa.

Félix Callejo

En una plática muy amena con la enóloga Noelia Callejo, un reducido grupo de personas tuvimos la oportunidad de que ella nos platicara el sueño de sus padres y como esta gran tradición la llevan a cabo tanto ella como sus hermanos. 

A mi me encanta tocar esta parte tan personal, que acerca y hace entender lo que hay detrás de la pasión con la que estos  y muchos otros vinos finalmente están elaborados.

Noelia nos comentaba que solamente una hermana es la que no está inmersa en el mundo del vino y sin embargo esta muy ligada a ellos ya que al dedicarse a una aerolínea española siempre está al tanto de sus múltiples viajes por el mundo.

Los otros 4 hermanos están involucrados en toda la operación de Callejo:

Cristina Callejo es la mayor de los 5 hermanos y es la encargada de la exportación, tiene la gran responsabilidad de llevar por todo el mundo el esfuerzo de toda la familia.

Cristina Callejo – Export Manager

 

José Felix Callejo es el primer Enólogo de la bodega, ha vinificado en diversas partes del mundo como en Torres (Chile) y en Chateau Petrus (1999). Ocupa la Dirección técnica de la bodega, tanto del viñedo como la elaboración del vino.

José Félix Callejo – Enólogo

 

Beatriz Callejo, desde el 2003 es la responsable de las ventas de CALLEJO para España, trabajando con distribuidores y abriendo nuevos mercados.

Beatriz Callejo – Comercio Nacional

 

Noelia Callejo, la mas pequeña y con quien pasamos una mañana muy agradable es la segunda enóloga, trabajando al lado de José Félix. Ha vinificado en otras partes del mundo como en Araujo, California (2007 y 2010) así como Viña Cobos, Argentina (2008).  Dando desde mi particular punto de vista ese enfoque joven y fresco que el “Nuevo Mundo” ofrece. 

Noelia Callejo – Enóloga

 

Todos ellos representan el esfuerzo de una familia y la unión del trabajo bien hecho, repartido y especializado pero conociendo todos de todo para poder llegar muy lejos con sus vinos CALLEJO.

 

La cita en un restaurante en el corazón de Polanco, el restaurante EMILIO. 

La presentación inicio con un vino particularmente especial, un vino blanco elaborado con un varietal autóctono “Albillo”. El LEBRERO vino blanco fermentado un parte en barricad de roble francés y una parte en tanques de acero inoxidable, trás esta fermentación permanece  11 meses en barrica de roble francés junto con sus lias. Lo que lo hace un vino muy especial con un carácter muy esctructurado. Un colo amarilllo intenso con toques de frutas maduras exóticas como la piña, mango, ganabana. Hierbas aromáticas. Es un vino que a mi gusto quedaría con platillos ya un poco más elaborados como un risotto con cetas, o escargots, pastas con quesos maduros. En esta ocasión lo acompañamos con un Pantomate con bonito y Medallón de Foie Gras, le quedó muy bien el foie gras con la untuosidad del vino.

el Lebrero

El Segundo vino que probamos fue el delicioso y uno de mis favoritos “Flores de Callejo” 100% tempranillo con una etiqueta muy particular de una niña cargando unas canastas de flores, hace varios años este vino me llamó la atención especialmente por esta particular etiqueta.  Mucha fruta, un poco de especias como canela; violetas y notas balsámicas. Nos sirvieron para acompañarlo unas croquetas de jamón y cochinita. Las croquetas de jamón quedaron muy bien pero las croquetas de cochinita a mi me encantaron con el poquito de el Lebrero que dejé en mi copa esperando.

Flores de Callejo

Seguimos con El Callejo Crianza un 100 % tempranillo también con 12 meses en barrica de roble francés, mucha fruta roja y negra, fresas, ciruela, grosella, arándanos y unos toques ahumados. Lo acompañamos con Tacos de Pato con salsa de tamarindo, quedó muy bien por el toque dulzón tanto del pato como del agridulce del tamarindo.

Callejo Crianza

El que sigue fue un Majuelos de Callejo, otro de mis favoritos. Con una etiqueta particularmente bonita que a mi me evoca a esas viñas antigüisimas en vaso, de verla ya pienso que es un buen vino. Lo acompañamos con un taco de lechón, quedo bien aunque a mí me hubiera gustado algo con más grasita…

Majuelos de Callejo

 

Y por último una sorpresa muy especial el “GRAN CALLEJO RESERVA” 100% Tempranillo pero ya con una crianza 24 meses de roble francés, un color rojo rubí, mucha fruta madura compotada, eucalipto, pimienta blanca, cacao, tabaco y unos taninos muy sabrosos de esos aterciopelados que dicen en boca. Nos dieron un montadito de jamón ibérico y queso manchego. La verdad yo me lo disfrute solito y es que el jamón ibérico nunca me ha gustado con tinto… así que por supuesto me encantó el montadito pero me lo comíaparte.

Gran Callejo

La comida de EMILIO siempre me ha gustado, muy bien elaborada y servida tan bonita a la vista y bueno, con estos vinos un deleite.

Tendré que regresar por esas costillitas de cordero que hace ya un tiempo probé en EMILIO para acompañar con un Gran Callejo Reserva.

Espero hayan disfrutado de esta pequeña descripción de vinos, sabores y sensaciones pero sobre todo de que se queden con esa gran admiración por esas familias de tradición que le impregnan esa dedicación que día a día hacen por elaborar sus vinos y recuerden que cada que habrán una botella de CALLEJO hay gran amor y esfuerzo por la elaboración de estos vinos.

Si quieres saber más de la bodega, aquí te dejo el sitio de la bodega: http://www.bodegasfelixcallejo.com

¡Créate lo que te apasiona!

Cris Carmenere

Sígueme en Instagram @CrisCarmenere

  

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s